En esta modalidad de oferta se fija el precio por kWh de energía y el precio por kW de potencia para distintos periodos, es decir, se extrae del precio total el coste de la tarifa de acceso de potencia. Se dirige a clientes con riesgo de variación, tanto en el perfil del consumo, como en volumen de consumo. Permiten al cliente optimizar continuamente el coste de la energía. 

Existen varias posibilidades, en los que los periodos pueden ser: punta, llano y valle ó los 6 periodos en el caso de las tarifas de acceso generales de alta tensión, o incluso hasta 8 o 10 periodos horarios con precios distintos. Todo depende de lo que acuerden las partes, ya que todo es negociable en un contrato en el mercado minorista liberalizado, incluido la estructura de precios y el número de periodos horarios.

En general, para contratos de más de 450 kW de potencia contratada, una estructura de precios en seis periodos es la más habitual, y se ajusta mucho mejor a las fluctuaciones de consumo del cliente, ya que así se paga exactamente por lo que está demandando. 

En la figura se muestra un ejemplo de oferta con precios fijos con discriminación horaria en 6 periodos, coincidentes en este caso con los horarios de los periodos de la tarifa de acceso 6.1. 

Para estimar el coste de esta oferta de suministro eléctrico:

  • Se calculará el coste de la potencia multiplicando la potencia contratada en cada periodo por el precio del término de potencia correspondiente. Será necesario tener en cuenta que los precios del término de potencia NO INCLUYEN EL IMPUESTO ELECTRICO, que se añadirá aplicando al importe resultante el coeficiente 1,05113 para calcular la base imponible y a ésta el tipo impositivo de 4,864%.
  • Se calculará el coste de la energía multiplicando el consumo anual estimado en los distintos periodos P1 a P6 por los precios de energía ofertados, que en el caso particular de esta oferta tampoco incluyen el impuesto eléctrico y por tanto será preciso añadirlo.